10 consejos para comenzar una carrera internacional exitosamente

hombre de negocios joven en una oficina con una tablet

¿Estás considerando moverte al extranjero para desarrollar tu carrera? Nosotros te decimos lo que debes de saber…

Obtener experiencia internacional puede hacer maravillas por el desarrollo de tu carrera. Aquí, con la ayuda de los expertos, te damos los puntos clave en los que debes de pensar si estás planeando moverte al extranjero…

 

Se claro en porque quieres trabajar en el extranjero

Una de las preguntas clave que debes de preguntarte es: ¿el cambio es sobre mi carrera o sobre el estilo de vida? Si te gusta la idea de trabajar durante el día e ir a la playa justo después de la oficina, entonces un cambio de México a España podría ser el correcto para ti. Pero dicho cambio podría ser menos dramático en términos del desarrollo de tu carrera, ya que es probable que estés haciendo un movimiento sin muchos cambios.

Mantén una mente abierta sobre la elección de tu locación  

Si estás principalmente interesado en tener experiencia internacional como una forma de acelerar la trayectoria de tu carrera, vale la pena echar un vistazo más allá de las locaciones obvias. “Si te diriges a un lugar que está bien establecido, tienes más probabilidades de tener muchos competidores y será más difícil ver los resultados,” menciona Rodolfo Oviedo, Country Manager en Robert Walters México. “Así que atrévete y considera dirigirte a mercados emergentes como Tailandia, Vietnam o Filipinas. En esta nueva frontera, el mercado no es tan maduro, pero hay menos competidores y más oportunidades – sin mencionar la fascinante cultura y patrimonio local.”

Adriana Pineda, Senior Manager en Robert Walters México, está de acuerdo. “En un mercado emergente, puede que formes parte de un equipo nuevo y pequeño – incluso, tal vez un equipo que requiere operaciones fundamentales – y tendrás un perfil profesional mayor, grandes niveles de responsabilidad y vas a desarrollar experiencia mucho más rápido.”

“Mucha gente son atraídos por locaciones glamurosas con reputaciones por sus vibrantes estilos de vida como Tokio, Singapur o Londres, pero en lugares como estos, hay más probabilidades de ser un pez pequeño en un gran estanque, y si eres ambicioso, el estilo dinámico de la ciudad no será suficiente para ti al largo plazo. Busca territorios donde encuentres potencial para avanzar.”

Comienza por las restricciones

Dependiendo de en donde residas actualmente, tus opciones de moverte al extranjero pueden estar limitadas por tus opciones de pasaporte y visado. “Mucha gente quiere moverse aquí, allá y a todos lados, pero sin el pasaporte o el visado correcto, puede ser muy limitante,” aconseja Adriana Pineda. “Por lo tanto, comienza pensando en ¿qué pasaporte tengo al momento y a donde podría dirigirme? ¿Qué tan fácil sería para mi asegurar el papeleo que necesito para mi cambio de locación soñado? Una vez que conozcas tus restricciones, puedes comenzar a planear e investigar de manera más realista.

Consulta con tu empleador

Si estás considerando en aplicar para un cambio internacional dentro de una compañía global, asegúrate de hacer uso de tu equipo de recursos humanos o desarrollo de talentos. Siéntate con ellos y pregunta por consejos sobre qué tan apropiado un movimiento internacional podría ser para ti, y que tipo de progreso podrías esperar dentro de la organización como resultado.

Haz tu investigación

Puede que hayas tenido vacaciones en Londres o Hong Kong o Sídney, y mientras esto te dará un buen presentimiento del lugar, hay mucha más información que necesitarás para hacer una decisión informada acerca de tu movimiento al extranjero. ¿Cuál es el mercado laboral en tu área? ¿Qué tan frecuente surgen oportunidades – y que tan móvil es el mercado? ¿Cuánto vas a necesitar ganar para cubrir renta y esenciales como comida y transporte público? ¿Cuántas horas al día es probable que trabajes? Un buen reclutador puede aconsejarte en todos estos puntos, y si son consultores globales pueden trabajar por ti antes de tu partida y después de que aterrices.

Piensa en habilidades transferibles

Si tu plan es ir a trabajar al extranjero por unos pocos años para después regresar a tu país de origen, asegúrate de que no apliques por puestos de trabajo con habilidades que sean muy específicas, podrías volverte obsoleto, o simplemente no serás de mucho atractivo laboral al regresar a casa. “Asegúrate de no tener un rol de trabajo que sea tan localmente especializado que cuando regreses a casa no haya un equivalente, y termines tomando un paso atrás porque no hay un trabajo equivalente de regreso en tu país de origen,” menciona Adriana Pineda.

Con roles técnicos, digitalización, TIC, marketing digital y e-commerce, usualmente las habilidades son transferibles y permanentemente en demanda, aconseja, pero con áreas como lo legal, riesgo y cumplimiento debes de tener cuidado. Alguna legislación local, por ejemplo, alrededor de privacidad de datos, tendrá su contraparte en cualquier territorio; pero algunas legislaciones y regulaciones son tan especificas a una jurisdicción que no se traduce a otra.

No esperes que las cosas sean iguales – pero mantén tu vista en la recompensa

No solo tu destino puede cambia radicalmente cuando haces un cambio internacional, también el trabajo que realizas. Ser director que es parte de un equipo de 40 personas bien preparadas en un mercado establecido como Frankfurt, por ejemplo – donde muchos de los sistemas sofisticados están en orden y todo tipo de tareas y responsabilidades son delegadas – es muy diferente ayudar a construir la nueva oficina de tu empresa en Manila, digamos, donde tienes un personal “esqueleto” y que está construyendo las bases de la empresa.

En esta situación necesitarás estar preparado para ponerte en diferentes zapatos, actuar con tu propia iniciativa y ensuciarte las manos. Es un reto difícil, y un reto que no cualquiera podría cumplir. Pero si puedes entregar un resultado favorecedor – por ejemplo, ‘Cumplí la meta de la empresa de convertir un equipo de empresa emergente en un equipo operativo completo en 12 meses’ – habrás ganado experiencia excepcional y habrás empujado tu atractivo para empleadores, internos y externos.

Encuentra un amigo

“Lo que mucha gente no considera es cuánto van a extrañar a sus amigos y familiares y que tan difícil puede ser ajustarte a una nueva cultura y país en donde no conoces a nadie,” menciona Rodolfo Oviedo. “Ese sentimiento de desconexión a lo que significa “hogar” para ti puede ser inesperadamente poderoso, así que si puedes encontrar un amigo de un amigo o un colega en el terreno que te pueda ayudar a mostrarte los alrededores, hará una gran diferencia – cosas prácticas como dónde comprar o como obtener un buen contrato para tu celular.”

Esto es específicamente si estás pensando en hacer un movimiento permanente, agrega: “Piensa por adelantado como puedes construir y crecer en esas relaciones – solo con conocer a una persona puede hacer una gran diferencia en tu aterrizaje. “Nacionalidades gravitan naturalmente en establecer comunidades de migrantes, e investigar sobre ellas puede proveerte medios de apoyo para recién llegados.”

Asegúrate de que tus seres queridos estén abordo

Los candidatos usualmente buscan por experiencia internacional cuando son jóvenes y están menos asentados en la vida, y hay una buena razón detrás de esto. Mudarse al extranjero es una conmoción fuerte, y si tienes un/una esposo(a) e hijos, hay muchos más factores que considerar. Pero cada candidato tendrá que medir el efecto de su movimiento en sus seres queridos, y asegurarse de que estos están de acuerdo con sus planes. También vale la pena pensar en cuál es la mejor manera de mantenerse en contacto con la gente que vas a extrañar más.

Prepárate para dar un paso atrás para dar dos hacia adelante

No te atores en un título de trabajo específico cuando busques tu movimiento de carrera al extranjero, aconseja Adriana Pineda. “Si estás haciendo un movimiento grande y estás viendo hacia un panorama más amplio, no te atores en tratar de encontrar exactamente un rol equivalente. Hay muchas incógnitas cuando te trasladas y las compañías quieren minimizar el riesgo de fracaso para ti, así que podrían aconsejarte empezar un rol más bajo para darte la mejor posibilidad de éxito.” Abordándolo de la manera correcta, encarar este cambio puede cosechar ganancias: “He visto varios casos en donde el candidato ha tomado lo que pareciera un papel con un pequeño descenso, pero viéndolo como una oportunidad de expandir sus horizontes y pone su cabeza alrededor del trabajo – antes de avanzar rápidamente a una posición más allá de la original,” menciona.

Rodolfo Oviedo está de acuerdo. “A veces, vas a necesitar hacer un movimiento lateral o incluso un pequeño movimiento hacia atrás para demostrarte a ti mismo tu capacidad en un nuevo mercado – especialmente, si, digamos te estás moviendo de dirigir un equipo de 50 a un equipo de 15. Pero a largo plazo esto puede ser algo bueno, que junto con la nueva cultura y el ambiente puedes poner tu mente alrededor de estos temas – principalmente si tienes la intención de quedarte por un largo plazo y realmente establecerte y desarrollarte.”

Además de los beneficios en crecimiento de carrera, trabajar en el extranjero también te da fantásticas oportunidades para desarrollar una experiencia local. Así que, mira más allá de tus colegas y tu comunidad de ex patriotas para construir conexiones más amplias, aprende el lenguaje local y atrévete a intentar algo nuevo – nunca sabes lo que podrías descubrir o hacia donde estas nuevas experiencias y conexiones te pueden llevar más adelante.

¿Estás listo para iniciar tu búsqueda de trabajo? Echa un vistazo a nuestras últimas oportunidades

Como lidíar con el sindrome del impostor en el trabajo 

Read more »

Más consejos para tu carrera profesional 

Read more »

Quiénes somos 

Read more »

Suscríbete a nuestras alertas de empleo 

Read more »

¿Conoces nuestra oficina en CDMX? 

Read more »